Alteración congénita de la oreja

Anotia, Microtia, Oreja Constreñida

Lo que debes saber sobre este procedimiento

Para mí es muy importante el respeto y la privacidad de mis pacientes, por este motivo, si usted desea ver o analizar mis casos clínicos le invito acuda a una consulta, ya que ninguna imagen o video es enviado por ningún medio electrónico.

¿Qué es una alteración congénita de la oreja?

Cuando los niños nacen con alteraciones en la formación de la oreja, de cualquiera de los lados y en pocos casos ambas orejas, se debe hacer una reconstrucción auricular. La afección auricular puede involucrar de forma total o parcial las estructuras cartilaginosas como en la anotia (ausencia completa de la oreja), Microtia (con ausencia o presencia de conducto auditivo externo) o puede afectar el tercio superior de la oreja como una oreja constreñida.

Es importante hacer un análisis completo, físico y radiológico (tomografía, ortopantomografía) para definir el grado de afección que tiene el(la) niño(a), porque estás alteraciones pueden afectar en diferentes grados además de la oreja, la rama mandibular (en mayor o menor grado) ocasionando una macrosomía hemifacial, incluso hay afectación en algunos casos del nervio facial.

Para esto se realizan los estudios radiológicos y se hace la clasificación de esta alteración para definir si se realiza algún tratamiento en hueso o no, que sería por la falta en la formación de la estructura mandibular, así como estudios de audición (potenciales evocados) y electromiografía del nervio facial cuando se requiere.