Rinoplastia para corregir la desviación del tabique y respirar mejor

Rinoplastia para corregir el tabique nasal
Tabla de contenido
Tiempo de lectura: 4 minutos

Cuando hablamos sobre rinoplastia, lo más común es pensar en la función estética para corregir asimetrías, levantar la punta de la nariz, o hacer más pequeñas las aletas nasales. Sin embargo, la rinoplastia también puede corregir alteraciones funcionales, siendo la desviación del tabique la más frecuente.

A continuación, te contaremos lo que debes saber sobre la rinoplastia desviación tabique nasal, tipos de cirugías y sus características.

¿Qué es un tabique nasal desviado?

El tabique o septum nasal es una estructura laminar que separa a la nariz en dos cámaras. Se forma por cartílagos y huesos que dan soporte a la nariz, y cuando se encuentra inclinado o desplazado a la derecha o a la izquierda puede causar dificultades para respirar, ya que obstruye una de las fosas nasales. Esta obstrucción suele causar resequedad nasal, formación de costras, sangrado, ronquidos y dificultad para respirar.

Las causas del tabique desviado son muchas: factores hereditarios, un desarrollo inadecuado, consecuencia de un golpe o traumatismo, entre otras que, además de la desviación y obstrucción de oxígeno, también puede ocasionar un proceso inflamatorio de los tejidos que recubren a la nariz, con lo que va dificultándose aún más la respiración.

¿Cuándo se necesita una rinoplastia para corregir la desviación del tabique?

La mayoría de las personas con tabique nasal desviado no tiene síntomas, y probablemente no se percaten de este desplazamiento. Sin embargo, en los casos más graves puede presentarse obstrucción o bloqueo que dificulta la respiración, y esta situación empeora al tener un resfriado o síntomas de alergias, en los que los conductos nasales se hacen más estrechos.

En otros casos, la obstrucción puede causar ronquidos, dolor facial, dolores de cabeza y una apariencia poco estética.

Tipos de rinoplastia para corregir el tabique desviado

La rinoplastia es la cirugía para cambiar la forma y tamaño de la nariz. Tradicionalmente, solo se enfoca en la apariencia estética de la nariz, pero puede combinarse con la septoplastia para tratar tanto la parte funcional como la estética.

A continuación, profundizamos en las diferentes intervenciones.

Septoplastia

La septoplastia o rinoplastia funcional es una cirugía con la que se endereza el tabique, es decir, el hueso y el cartílago que dividen las fosas nasales cuando está desviado. Durante esta intervención, el tabique se reposiciona y se ubica a la mitad de la nariz, por lo que puede implicar la extracción y corte de cartílago o hueso antes de colocarlos en la posición adecuada.

Rinoseptoplastia

Cuando la desviación del tabique se nota a simple vista y causa problemas de autoestima, se puede realizar una rinoseptoplastia para corregir la desviación de tabique y la insuficiencia respiratoria, así como la reconstrucción de la nariz para mejorar tanto la parte funcional como la estética.

¿Qué hace la rinoplastia con un tabique desviado?

¿Quiénes son candidatos?

En general, los candidatos para una cirugía funcional son:

  • Ser mayor de edad y haber completado el desarrollo.
  • Presentar una desviación del tabique que provoque dificultades respiratorias como ronquidos, obstrucción, dolor, entre otras.
  • Tener un buen estado general de salud.
  • No sufrir enfermedades cardiovasculares, autoinmunes, que afecten a la circulación, cicatrización o coagulación

Cuidados postoperatorios

El postoperatorio de cirugías nasales es muy similar. El cirujano suele recomendar:

  • Los tapones en los orificios nasales durante los primeros días se dejan hasta que el cirujan@ los retire en consulta. Si son de silicón con canal de entrada de aire, se deben lubricar con agua para que no se tapen y este usted cómod@.
  • Dormir con la cabeza ligeramente elevada por varios días, no más de 20 grados, no debe dormir sentad@
  • No sonarse la nariz.
  • No dormir boca abajo.
  • Evitar actividades deportivas extenuantes: correr, saltar, nadar, jugar deportes de contacto, entre otros. Lógicamente esto tiene un periodo, después de 6 semanas prácticamente ya estará reincorporad@ al ejercicio, sin embargo la natación será hasta después de 4 meses por los dispositivos para los ojos que se usan y el impacto del agua en la cara.
  • Usar ropa que se abra y cierre con botones o cierre en la parte delantera. Evitar playeras o suéteres que se ponen por la cabeza.
  • No asolearse o exponerse al sol durante un 3 semanas. Puede salir a la calle, pero no ir de playa o permanecer varias horas en el rayo del sol.
Tipos de rinoplastia

Los resultados de la cirugía serán graduales y seguirás notando mejoras después de un año del procedimiento, o incluso más.

La cirugía de nariz ha cambiado la vida de millones de personas que han recurrido a ella para mejorar su apariencia y, sobre todo, su calidad de vida al mejorar que la dificultad para respirar va cediendo conforme se desinflaman los tejidos.

Si estás buscando una solución a tus problemas respiratorios y la rinoplastia funcional te interesa, agenda tu cirugía plástica CDMX con la Dra. Isabel Caravantes, donde encontrarás a los cirujanos plásticos expertos en reconstrucción mamaria, bichetomía, reducción de busto, mentoplastia precio, aumento de glúteos, aumento de senos, cirugía labio leporino, abdominoplastia, y otros procedimientos. Contáctanos a través del formulario, estamos listos para atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *